RELACION POLITICA Y ECONOMIA

Tras las huellas de Aristóteles.

Economía, Política y Ética se inscriben en la doble definición del hombre como animal político y como animal racional. En esta caracterización del homo sapiens, se da la triple articulación jerárquica, individual y colectiva, entre la vida teórica o dellogos, la vida práctica o del ethos y la vida sensitiva o del pathos, o sea: entre su inteligencia lógica, su voluntad ética y su pasión sensible.

2. Esa jerarquía debe ser entendida metafísicamente, a su vez, desde la dialéctica entre acción y pasión, forma y materia, alma y cuerpo; donde acción, forma y alma son lo perfecto del acto de ser, y pasión, materia y cuerpo, tienen que ver con lo imperfecto o defectuoso de la potencia, o sea del no ser.

3. Aristóteles, siguiendo en esto a su maestro Platón, plantea la mutua implicación de hombre y ciudad, de anthropos y polis. Los griegos entienden que la formación del hombre va de la mano con la formación del político; el cultivo y el desarrollo del logos es el fin de toda educación, de toda Paideia. La formación del ciudadano o polités, la Politeia tiene como fin educar al hombre para que viva conforme a las leyes de la polis.

4. Hay una analogía de proporcionalidad entre la antropología y la vida política de los griegos; es por eso que Platón dice que el hombre, el anthropos, es una micropolis, una ciudad en pequeño; y, por su parte, la polis es un macroanthropos, un hombre en grande. En ambos casos, en la formación política o Paideia y en la política educativa o Politeia, tanto en las de Platón como en la de Aristóteles, y a pesar de sus grandes y graves diferencias, en ambos el Logos es lo primordial; a él se deben subordinar el Ethos y el Pathos.

5. El logos remite a la captación inteligente de la verdad; el ethos está referido al querer de lo bueno, y el pathos ocupa el campo de los deseos, la búsqueda de los placeres y la maximización de utilidades; con lo cual tenemos ya una primera aproximación aristotélica a la articulación jerárquica de economía, política y ética: los placeres y utilidades a la vida sensitiva son el fin natural del pathos que corresponde a los individuos; por encima de este fin se encuentra el bien común, que es el fin ético-político natural de la vida práctica; pero, a su vez, ni la política ni la ética tienen la última palabra científica; la ciencia más elevada y más divina es la que Aristóteles llama filosofía primera o metafísica, que es una ciencia de la verdad, de los primeros principios, y de dios mismo, al que aquí se llama Pensamiento, fin natural de la vida teórica o divina.

6. La antropología aristotélica involucra, pues, economía, política y ética. Y esto es así en el paradigma biológico de Aristóteles, porque la vida del hombre está signada por dos características esenciales y complementarias: el hombre es prioritariamente un animal que tiene palabra, y de ello se deriva un segundo rasgo constitutivo y exclusivo del hombre: es un animal político. En la escuela aprenderá las palabras verdaderas, la palabra de la verdad; en la polis, en el mercado y en el ágora discutirá las palabras que conciernen al interés público, y, subordinado a ello, a lo conveniente para su ámbito de la administración doméstica o economía, o, un peldaño más abajo, a la maximización de sus utilidades individuales, lo monástico, lo llama Aristóteles.

7. La palabra o logos el hombre la aprende en la escuela; y la matriz de la escuela es el diálogo, el debate racional o dialógico. El diálogo es la instancia fundamental para la formación del hombre, para su Paideia.En la ciudad o polis los ciudadanos o polités discuten y debaten los asuntos públicos. Esos diálogos o debates plasman las leyes que rigen la vida de la ciudad, las leyes políticas. La ley expresa la esencia de la vida política, de la Politeia. Los diálogos de la escuela y los debates políticos de la ciudad expresan la íntima relación que hay y debe haber entre verdad y bien; entrelas palabras verdaderas y los bienes públicos o comunes.

Asociación Regional de Economía y Sociedad del NOA
I Jornadas de Economía y Sociedad del NOA